Felicidades campeonas

Alejandro Fonseca Hidalgo redaccion@periodicogente.co.cr

Equipo femenino de Uruguay asciende a la máxima categoría. Éxito obedece a un proyecto que viene desde hace tres años

En Coronado hay fiesta. El equipo femenino del Uruguay de Coronado quedó campeón se la segunda división y por ende es el nuevo inquilino de la primera división.

En el primer choque de la finalísima vencieron 7 a 1 a Carmelita en Alajuela y en el juego de vuelta cerraron con un 3 a 2.

A partir de febrero próximo estarán en la máxima categoría, con un proyecto que viene desde el 2015, según reveló el exjugador Olman Oviedo, estratega responsable de dicho éxito.

Lleno de chiquillas

Oviedo alaba que su grupo está cargado de jóvenes. “Tenemos un promedio de edad de 18 años pero venimos trabajando con la U13, la U15 acaba de lograr el tricampeonato, hay U17 y en Juegos Nacionales debutamos y logramos la medalla de oro. Iniciamos desde el 2015 y en U15 el año pasado fuimos subcampeones pues ganó CODEA, para que ahora esta vez alzáramos la copa.

Lo mejor de su equipo

Vale la pena hacer la pregunta directa sobre lo que le llama más la atención de estas chicas. Responde de inmediato que “sobre todo el proceso que se ha venido haciendo, el apoyo de los padres, del Comité Cantonal de Deportes y del Uruguay de Coronado. La gente ha creído, a tal punto de que en tres años hemos ido a 8 finales, se han ganado 5 y tenemos tres subcampeonatos”.

La clave del éxito la define como el orden que hay en el grupo, ya que la junta directiva trabaja fuerte para buscar patrocinadores y los entrenadores son muy bien capacitados. “Hay respeto a las chicas y las estamos formando para que integren selecciones. Ya hay varias en U20, en U17 y hasta en la selección mayor”.

No hay un sistema de juego fijo, más bien siempre juegan a la ofensiva, al ataque, ya sea en casa o de visita. “Como yo fui delantero me gusta que juguemos así. Esta temporada jugamos 20 partidos, de los cuales ganamos 18, empatamos un juego y perdimos uno. Anotamos 90 goles y solamente nos metieron 18. En total jugaron 26 jugadoras, jugaron todas”, dijo Oviedo.

El éxito no se hubiera alcanzado si tampoco recibieran las ayudas de patrocinadores como una tienda que les surte de implementos deportivos y empresas que dan aporte económico como El Molino Central, Ramstack y otras empresas. Algunas son de padres de familia. Tienen varias chicas becadas.

No tienen relación con Arenal

El equipo que antes se llamaba Arenal Coronado ahora pasó a llamarse Arenal Ucem y juegan en el Complejo Arenal. Olman señala que no hay ninguna relación entre ambas instituciones así que ambas pueden participar en primera.

“Yo en un principio estuve en Arenal y fui campeón con ellos. Arenal ha sido de los pioneros en Coronado pero nosotros quisimos hacer algo diferente. Hay gran apoyo de los padres y también del Colegio Enrique Malavassi Vargas. Queremos hacer un gran campeonato y volver a Juegos Deportivos Nacionales. En primera queremos estar entre los primeros cuatro lugares de los 8 equipos que participan. Hemos hecho una alianza estratégica con Uruguay y las oficinas van a estar en el estadio. Se quieren hacer otros camerinos pues de momento solo hay dos”.

Mensaje a la afición

Rescata que la afición debe ver como en tan solo tres años se han hecho muchas cosas buenas, que las muchachas tienen proyección, que ha sido un trabajo difícil, el cual nunca se hubiera logrado sin el apoyo de los, padres de familia.

“Se les pide respeto al rival, que se entreguen al máximo, también que lo disfruten, es importante que lo hagan bien. Hay padres que ahora son asistentes de nosotros. Mamás que entran a los camerinos y reparten uniformes porque son niñas. Hay padres que llevan cursos de entrenador y ya son parte de otros cuerpos técnicos. Yo soy el coordinador general pero cada categoría tiene su asistente en el área deportiva, de hidratación y hasta de la parte médica”.

Lo que no perdona

Este profe no negocia la indisciplina. Cuenta que a ellas se les pide una cierta cantidad de entrenamientos y deben tener muy buenas calificaciones.

Oviedo acumula 15 años de estar trabajando con mujeres en el Malavassi Vargas por lo que junto a algunas jugadoras ya tiene un proceso de 6 años continuos.

Parte de su formación profesional se vio muy marcada por la disciplina de los checos que tuvo como jefes en Liga Deportiva Alajuelense, reconoce.

Salta a la cancha con la idea de que la mejor defensa es el ataque.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *