Personaje

Doña Mary Murillo: Una dama con gran corazón

José Luis Cojal redaccion@periodicogente.co.cr

Fue declarada “Hija Predilecta y Distinguida” del cantón de Tibás por su labor comunal tras impulsar la creación del Centro de Acopio Municipal y de la Unidad Pedagógica de Cuatro Reinas

Foto: La Comisión encargada del nombramiento develó la foto de Mary Murillo como Hija Predilecta del cantón

Ella es una mujer humilde que nació con el don de ayudar a su comunidad. A sus 78 años de vida se caracteriza por su elegancia, que complementa con una sonrisa en su rostro, el mejor remedio para alegrar a los demás. La satisfacción de aportar su grano de arena en la comunidad se refleja en una frase que replica con constancia: “El no que vive servir, no sirve para vivir”, y Mary Murillo Sánchez nació para servir
La sabiduría de Mary la hace una mujer distinguida y luchadora: nunca se cansa de colaborar en cualquier actividad que se le presente. Aún continúa con una vida activa, participando en varios grupos como la Asociación de Desarrollo de Cuatro Reinas, es integrante de la Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo y colabora con la Red Habitante de la Calle.
“Doña Mary”, como le dicen de cariño, es una mujer que dedicó su tiempo a educar a los niños y las niñas en zonas vulnerables del país. Nació un 1 de mayo de 1939, día del trabajador, una fecha que el destino encajó perfectamente para una señora abnegada por múltiples labores.
Hace 40 años fue recibida con los brazos abiertos por los tibaseños. A su llegada al cantón ya era maestra pensionada, luego de 27 años de ejercicio de la profesión. Sin embargo, su amor por la enseñanza la motivó a dar clases en una pequeña escuelita en Cuatro Reinas que funcionaba en el salón comunal.
“Fui la primera presidenta de la Junta de Educación de la Unidad Pedagógica de Cuatro Reinas. Antes, las clases se daban en pequeñas aulas. Me tocaron momentos difíciles… una vez se metieron a robar al salón y se llevaron los muebles, los pupitres y sillas. Entonces, salí corriendo a ver qué era lo que pasaba, aún quedaban algunas cosas y lo que hicimos fue recoger todo y llevarlo a la Parroquia para que no se lo llevaran”, recordó doña Mary.
Los frutos de su esfuerzo por ver crecer una institución en un lugar acogedor se hicieron realidad cuando levantaron las primeras paredes donde actualmente se ubica este centro educativo.

Defensora del medio ambiente

En el periodo 2003-2007 ocupó el cargo como regidora municipal, tiempo que trabajó en temas ambientales y fue una de las principales impulsoras de la construcción del actual Centro de Acopio de Tibás.
Mary Murillo dedicó gran parte de su tiempo en ayudar sin ningún interés, y colaboró durante 3 años en el Centro de Acopio Municipal, brindando capacitaciones  a los funcionarios sobre separación de residuos, atendiendo a los vecinos y recogiendo reciclaje en el cantón.
Hasta sus propios alumnos se sorprendían al verla con los guantes y el delantal reciclando papel. “Un día llegó un muchacho al que yo le daba clases a dejarnos material reciclable al centro de acopio y se quedó asombrado al verme ahí. Me dice: ´pero si usted es doña Mary, ¿qué hace aquí?´. Yo le contesté: ´Es que yo soy muy ecologista´ ”.

Trayectoria comunal

Doña Mary fue nombrada por el PANI como miembro de la Junta Directiva y administradora de la Funda-ción Hogar San Gabriel que atendía niños en condición de abandono.
Además, fue una de las impulsoras en proyectos comunales como la construcción de los parques en la 5.° y 6.° Etapa en la Urbanización de Cuatro Reinas. Durante 20 años ha formado parte de la Asociación Apostolado de la Oración en la Parroquia Medalla Milagrosa de Cuatro Reinas y brinda su apoyo en el proyecto “Padrinos y madrinas” que tiene como objetivo colaborar en las finanzas que sostienen todos los proyectos de la iglesia.
En su llegada a Cuatro Reinas se integró a la Asociación de Desarrollo Integral de la comunidad para impulsar proyectos de bienestar social. Desde el 2015 participa de manera activa en la Red de Atención a Habitantes de la Calle de Tibás.
Gracias a su enorme labor por el bienestar de la comunidad, por luchar por los intereses de los demás sin esperar nada a cambio, el Concejo Municipal (mediante el acuerdo N.° X-2 de la sesión ordinaria N.° 055, celebrada el 16 de mayo del 2017) decidió darle un pequeño reconocimiento, comparado con su gran labor, y hoy todos podemos llamarla: Doña Mary,  Hija Predilecta del Cantón  de Tibás.