“No se vale experimentar con este cantón”

Lilliana Pacheco Monge redaccion@periodicogente.co.cr

Autoridades municipales coronadeñas reclaman frente a frente a Acueductos y Alcantarillados

En días recientes se dio otra reunión entre las autoridades municipales de Coro-nado y las de Acueductos y Alcantarillados (AyA), en la que el alcalde, Rolando Méndez, fue contundente en señalar las afectaciones del proyecto de entubamiento de aguas pluviales cuyo destino final es la planta de tratamiento Los Tajos, en La Uruca. El reclamo se lo hizo a la presidenta del AyA, Yamileth Astorga, quien llegó con un grupo de funcionarios de esa institución.

Los problemas

El alcalde reporta daños en la propiedad municipal, por lo que espera se den las reparaciones y dejen todo como en un inicio, ya que asegura se dañaron hasta áreas de juegos infantiles.

“El proyecto es necesario y no se trata de ir en contra de él, pero se hace de forma atropellada la ejecución, con daños a otros servicios como canalización de aguas pluviales, daños a cordones de caño y parrillas. Ninguna municipalidad ha estado en capacidad de monitorear a tres empresas con cuatro o cinco frentes de trabajo. Nos han puesto a correr”.

Otro de los aspectos que destaca es cómo no se les sanciona a las empresas por abrir 20 o hasta 30 veces las zanjas. Menciona a los comerciantes perjudicados, y ad-vierte al AyA que el proyecto ha sido mal ejecutado y que deben aprender mucho de esto.

“No se vale experimentar con este cantón y dejarnos con males que nadie quiere asumir. No se han preocupado por ver si estamos mintiendo o exagerando. Doña Yamilet y tres directivos de la junta nos decían era un proyecto de primer mundo ejecutado con altos estándares de calidad pero nunca ocurrió, nunca hubo ejecución de primer mundo. Los funcionarios admitieron que lo más que se les pudo hacer fueron apercibimientos en un proyecto de más de $370 millones. Ni una multa”.

Añade que en algunos tramos de la calzada se presentan alteraciones de dos, tres y hasta cuatro pulgadas en el asfalto. “Eso se va a hundir y el excremento va a salir a las calles”. Lo definió como un proyecto mal ejecutado, grosero y ofensivo.

Calificó como una historia trágica el que una empresa estuviera rompiendo la calle desde San Antonio hacia el Mall Don Pancho y se topara con una cuadrilla de Conavi que estaba recarpeteando.

Los atrasos que se han dado los lleva a subejecutar recursos, por lo que ya les advirtieron que no si no lo invierten les quitan ese dinero. “Estamos siendo atropellados dos veces. Yo lo que digo es que cuál es la ayuda de este gobierno”, señala el jefe de la Alcaldía.

Una comunidad afectada es Brisas del Zurquí que exige reparaciones de áreas verdes destruidas, no saben qué va a pasar.

Les recuerda a los del AyA que todo lo sucedido ellos lo advirtieron pero la respuesta era que esos daños eran de apariencia “pero las calles no quedaron bien”.

Informa que la reparación de una tubería obstruida costó casi los 300 000 colones. Dijo que hay daños en alcantarillas y cortes incorrectos.

En el AyA se sacuden

La presidenta ejecutiva, Yamilet Astorga, fue enfática en que los daños que ellos hacen los repararán. “Tenemos que buscar la forma de que las empresas no dañen más allá. Si ha habido empresas que concluyeron su contrato, hay que hacer toda una inspección y ver qué fue lo que quedó mal y hacerlos corregir eso con la garantía”.

Indica que como las obras no han concluido, sucede lo mismo que en una casa sin terminar que siempre se verá sucia y empolvada. “Hay anuencia para corregir lo que haya que corregir”, ratificó.

La presidenta pidió respeto entre las partes. “No nos amenacemos. Si se hace una fuga, esa agua no podemos desperdiciarla. Si es por el recarpeteo, hay que corregir y habrá que romper la calle y reparar. El valor del agua para consumo humano es inmenso”. Apela a que se comuniquen mejor.

“Amenazas tengo yo”

Méndez respondió que es él quien debe enfrentarse al descontento y amenazas “del pueblo, de los vecinos y de Hacienda que nos quieren quitar el dinero por no ejecutarlo. Lo que les pedimos es que lo hagan bien, no abrir y volver a tapar. Ustedes no quieren recarpetearnos las calles. No vamos a aceptar parches mal hechos, característicos de AyA, que se hunden”.

Pidieron trabajos de calidad pues dice estar cansado de dar la cara y caer mal.

“No se vale que los errores los asumamos los coronadeños”.

Surge buena opción

Una gran alternativa es la que contó Gerardo Mayorga, miembro de la Junta Directiva del AyA, pues revela que se pueden establecen convenios entre las municipalidades y esa institución.

“Lo que se hace es que se nombra un director de proyectos con el propósito de que se controlen los tiempos, la calidad y los daños, de tal manera de que vamos a estar controlando los proyectos. Es que, a veces, las empresas no cumplen con los tiempos y, al haber empréstitos y no cumplirse los plazos, hay problemas”. Lo ideal es firmar un convenio que las cuadrillas de la Municipalidad arreglen las calles a su satisfacción y el AyA lo paga; así hemos venido trabajando con la Municipalidad de San José.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *