Apoyo a estudiantes

Lilliana Pacheco Monge redaccion@periodicogente.co.cr

Profesores del Colegio Yurusti tienden una mano solidaria y dan clases a los niños de otras escuelas durante la huelga

 

Ante la suspensión de clases que padecen miles de estudiante de los centros educativos públicos con la huelga que lleva más de 70 días, los profesores del Colegio Yurusti de Santo Domingo se solidarizaron y e imparten lecciones en la escuela Félix Arcadio Montero a más de 200 estudiantes afectados.

Roxana Ivette Pereira Villalobos, directora general del Colegio Yurusti, comentó que la situación que vive el país y el cantón con algunos de sus centros educativos cerrados los hizo tomarla decisión no quedarse sin hacer nada, y aportar para que niños y jóvenes no inicien un 2019 sin las bases necesarias para afrontarlo.

Pereira destacó que en el mes de octubre con el apoyo del padre Manuel Guevara, cura párroco de la iglesia de Santo Domingo, se abrieron las puertas del salón parroquial para iniciar el proyecto. “Se trabajó al inicio con los estudiantes de bachillerato del Liceo Santo Domingo y, luego, poco a poco, fuimos incluyendo a los niños de la Escuela Félix Arcadio Montero. Es así como el pasado 13 de noviembre se firmó un Convenio de Cooperación entre el Colegio Yurusti y la Junta Administrativa de la escuela Félix Arcadio Montero para trabajar directamente en el centro educativo y que los niños pudieran contar con la alimentación y los servicios necesarios; también se sumaron profesores pensionados” comentó.

La directora agradeció a todas las personas que están colaborando y aportando parte de su tiempo apoyando a los niños y la Junta Administrativa de la Escuela Félix Arcadio Montero por creer en nuestro proyecto y poder atender a tantos niños. “No podremos construir un país y una sociedad mejor si no miramos a nuestro alrededor”, puntualizó Pereira.

Para Cesar León, presidente de la Junta Administrativa de la escuela Félix Arcadio Montero, todo nace a raíz de la preocupación de que había niños que llegaban al comedor y no había qué darles, el 11 de octubre se tomó la decisión de abrir el comedor y recibir a los pequeños que llegaban acompañados por sus padres y sentimos la preocuación de que los estudiantes de sexto grado estaban en desventaja y no estaban preparados para iniciar el colegio. Fue así como la directora del colegio Yurustí nos tendió la mano de una forma solidaria y se iniciaron las leccciones.

Es muy satisfactorio contar con personas solidarias y ver reflejada la alegría de los niños que tenían mucha preocupación porque están a punto de graduarse. En estos días han llegado más de 250 estudiantes a recibir lecciones, no solo de Santo Domingo sino de los cantones vecinos de Tibás, San Isidro y Guararí.

León agregó que, ahora, la prioridad es la organización de las actividades de graduación de los sextos grados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *