jueves, febrero 29
Shadow

Tibás, Goicoechea bajan a alerta amarilla, mientras que Coronado pasa a alerta naranja

Segunda autoevaluación del modelo de gestión compartida “Costa Rica Trabaja y se cuida” permitió que 60 Comités Municipales de Emergencias cuenten con la autoevaluación de las condiciones de su gobierno local.

El alcalde de Tibás, Carlos Cascante hizo un llamado a su comunidad para mantenerse en este estado de alerta amarilla.

Una mejora en su evolución epidemiológica permitió que los cantones de Desamparados, Goicoechea y Tibás en San José, Esparza en Puntarenas, Hojancha en Guanacaste y Río Cuarto en Alajuela bajarán de alerta naranja a alerta amarilla.

Goicoechea pasó por la evaluación del Plan Local de Prevención con una autoevaluación mayor al 80% a alerta amarilla.

Así lo dio a conocer Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), durante la conferencia de prensa, quien señaló la importancia de continuar con la implementación del modelo de gestión “Costa Rica trabaja y se cuida” en los territorios, lo cual permitirá la mejora continua de los planes y con ella la apertura controlada en las comunidades.

A pesar de los esfuerzo de la Alcaldía por cumplir con el protocolo sanitario, Coronado vuelve a alerta naranja

Por otro lado, indicó que Cañas, Oreamuno, San Carlos, San Isidro y Vázquez de Coronado han registrado un aumento en sus casos, por lo que las instituciones de salud, en el marco de la Sala de Análisis de Situación Nacional, hicieron un reajuste en la condición de alerta subiéndolos de amarilla a alerta naranja. 

Pueden visitar el sitio http://presidencia.go.cr/alertas para conocer las alertas, medidas y restricciones implementadas en su cantón.  

Tras los cambios indicados, los cantones que se encuentran en condición de alerta naranja son:

El cantón de Santo Domingo todavía se mantiene en alerta naranja.

Alertas tempranas por síntomas respiratorios

Actualmente 83 distritos de 37 cantones mantienen el riesgo debido a un incremento en las consultas por tos y fiebre, lo cual aumenta el riesgo de enfrentar una alerta naranja próximamente, dado que son síntomas asociados al COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *