martes, mayo 28
Shadow

Hospitales de CCSS implementan acciones para atender emergencia climática

redaccion@periodicogente.co.cr

hospital-upala

Los hospitales de San Carlos, Upala y Los Chiles, ubicados en la zona declarada en «alerta roja» a raíz del paso de la tormenta tropical Otto, suspenden cirugías electivas y traslados programados de pacientes.

Esto como parte de las acciones para reducir su ocupación a alrededor de un 50% y un 60%, para estar preparados para enfrentar emergencias que se deriven de la emergencia climática.

En el caso del hospital San Carlos, el doctor Edgar Carrillo Rojas, director médico, comentó que se suspenderán, a partir de mañana jueves, las cirugías electivas, de manera que las salas de operaciones quirófanos estén disponibles solo para la atención de emergencias.

Además, se está realizando una priorización de los pacientes y se le está dando salida a todo paciente que esté en condiciones para reintegrarse a su hogar con el objetivo de poder contar con cerca de 100 camas para atender una eventual emergencia o desastre. «Estamos procurando tener un porcentaje de ocupación de camas entre el 50% y el 60%», aseguró el médico.

El doctor Carrillo comentó que en ese establecimiento de salud, desde el lunes anterior, se están realizando reuniones con las jefaturas de los diversos servicios para analizar la evolución del fenómeno meteorológico y garantizar las existencias de insumos que permitan la prestación de servicios durante la emergencia. «Ya hicimos un conteo de insumos y calculamos que tenemos los necesarios para laborar durante un mes; además, en nutrición, tenemos asegurada la comida por quince días para los pacientes que se encuentren internados», aseguró.

Aunado a estas medidas, se han suspendido todos los traslados programados de pacientes con el objetivo de tener disponible la flota vehicular del hospital para atender, exclusivamente, situaciones relacionadas con la emergencia.

La Brigada de Emergencias del establecimiento está realizando, desde hoy, recorridos periódicos por el hospital en busca de posibles riesgos y vulnerabilidades que pueda tener durante la emergencia. «Ya estamos sufriendo las consecuencias indirectas del fenómeno en nuestro hospital», comentó.

Por su parte, en el hospital Los Chiles, el doctor Luis Guillermo Parini Brenes, director médico del establecimiento, comentó que hoy se dio salida a aquellos pacientes  cuya condición médica lo permitía, quedando solo los pacientes recién operados. «Estamos a un 60% de ocupación», dijo.

Igualmente, se ha verificado la suficiente existencia de gases médicos y diesel para las calderas y plantas eléctricas, se ha adquirido provisiones de agua embotellada para el consumo de los pacientes, y se ha organizado al personal médico y administrativo, quienes están en disponibilidad para asistir al centro en forma inmediata en caso de que se les requiera.

El doctor Parini comentó que, en forma adicional y en coordinación con personal del Instituto Costarricense de Electricidad, se procedió al desramado de los árboles cercanos al hospital para prevenir la suspensión del servicio de Internet por fibra óptica. Sin embargo, el personal ya previno que, en caso de suspenderse el servicio y no tener posibilidad de tener acceso al Expediente Electrónico de Salud, se utilizarán formularios en papel para la atención de los pacientes.

Mientras tanto, en el hospital Upala, según el Dr. Luis Fernando Ortega Canales, director médico, se dispuso el cierre –a partir de mañana- de las siete sedes de Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS) existentes en el cantón. Estos funcionarios, según dijo el doctor Ortega, reforzarán el servicio de emergencias del hospital.

Similar a la situación en San Carlos y Los Chiles este establecimiento mantiene un 50% de ocupación, porcentaje que espera disminuir aún más durante mañana. Igualmente, se han suspendido las cirugías programadas para los días jueves y viernes, y la consultas médica especializada.

Finalmente, el doctor Ortega Canales comentó que se ha contemplado, en caso de ser necesaria,  la utilización de la nueva sede regional del Ministerio de Educación Pública de Upala, ubicada a 500 metros del hospital. “Aquí se podría ubicar, de requerirse, la sala de partos, el servicio de emergencias y un área de encamados para observación”, aseveró.

Los médicos comentaron que los funcionarios de los diferentes establecimientos hospitalarios de la Caja Costarricense de Seguro Social se encuentran laborando, en forma integrada, con las comisiones cantonales de emergencias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *