miércoles, mayo 29
Shadow

Mañana se oficiará una misa de Acción de Gracias por los 75 años de la CCSS

redaccion@periodicogente.co.cr

caja

 

Mañana a partir de las 10 de la mañana, se oficiará una misa de Acción Gracias en la Catedral Metropolitana, presidida por Monseñor José Rafael Quirós, Arzobispo de San José,  para festejar los 75 años de existencia de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

En esta celebración Eucarística participarán representantes diplomáticos, Expresidentes de la República, miembros de la Junta Directiva de la CCSS, autoridades y  funcionarios de esta Benemérita institución que nació el 1 de noviembre de 1941, durante la administración del  entonces Presidente de la República, doctor Rafael Ángel Calderón Guardia  y bajo la Ley # 17.

En aquella oportunidad, se definió que la CCSS,  hoy Institución Benemérita de la Patria, fuera una entidad semiautónoma, sin embargo, más tarde, el 22 de octubre de 1943,  se le dio el carácter de institución autónoma a fin de que tuviera independencia en su administración del Gobierno Central como lo consagra el artículo 73 de la Constitución Política de Costa Rica.

De aquella Institución que se creó en 1941, bajo los principios Bismarkianos, queda ya muy poco.  La CCSS ha dado un giro de 180 grados a favor de la salud de la población costarricense, pues ha tenido en 75 años de vida, un crecimiento vertiginoso.

Antes de cumplir un año, ya la institución se había  extendido a las regiones urbanas con más habitantes y, a las principales cabeceras de provincia, aunque solo cubría a quienes ganaban menos de ¢400 por mes y no existía el aseguramiento familiar que hoy se conoce.

Como parte de las reformas que con el tiempo tuvo la CCSS, en enero de 1947, dio un nuevo salto y se estableció el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte, que permitió, por primera vez, a los costarricenses empleados del gobierno central; instituciones autónomas y municipalidades, disfrutar de una pensión.

Mas los cambios siguieron sucediéndose.  En la sesión del 12 de mayo de 1961, los miembros de la Asamblea Legislativa aprobaron la ley N° 2738, que obligó a la CCSS universalizar  los seguros que estaban a su cargo. Esta ley permitió que cuatro años después (1965), el seguro de Enfermedad y Maternidad, se extendiera a toda la zona rural y la protección familiar se desarrollara en el Área Metropolitana.

A partir de la aprobación de esa Ley, diez años más tarde, se dio lo que conoce como el traspaso de los hospitales que pertenecían a la Junta de Protección Social, al Ministerio de Salud y a la Compañía Bananera.

Por otra parte, como lógica respuesta a la demanda, la CCSS inició un proceso de construcción de clínicas y hospitales y entonces la Institución pasó de tener dos hospitales a contar con los 29 establecimientos que posee en la actualidad.

Durante los años setenta aumentó el sistema de protección y ya en 1973, los obreros y los agricultores quedaron protegidos por el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte. También se creó el Régimen No Contributivo de Pensiones,  un sistema para proteger a las personas de escasos recursos económicos y quienes no pudieron pagar sus cuotas al Seguro Social.

Mediante la Ley No 4750, aprobada en el parlamento el 30 de marzo de 1971, se modificó el artículo 3 de la Ley de Creación de la Caja y entonces, se obligó a todos los trabajadores a cotizar para el Seguro de Enfermedad y Maternidad.

En la década de los 90, se dio otro salto de suma importancia: la reforma del Sector Salud que procuró evitar la duplicidad en la atención, se le dio el rol de rectoría al Ministerio de Salud y la CCSS asumió todos los programas de atención a las personas.

Dentro de esta reconceptualización es importante destacar dos líneas de trabajo: la Readecuación del modelo de Atención y el Fortalecimiento Institucional de la CCSS.

La Readecuación del Modelo de Atención fue una respuesta a la crisis que se presentó en la década de los ochenta, cuando se reconoció que el modelo de atención ya no respondía a las demandas presentes ni futuras de la población. El modelo de atención que se propuso para satisfacer las demandas actuales y futuras de la población para mantener y fortalecer los principios de universalidad, solidaridad y equidad que distinguen a los servicios de salud.

Este paso fue vital como lo demostró, más tarde el doctor Luis Rosero Bixbi, para eliminar el estancamiento que habían tenido indicadores tan importantes como la Mortalidad Infantil y la esperanza de vida al nacer.

Como parte de esta estrategia de trabajo surgieron los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS), cuya responsabilidad es ofrecer atención básica a grupo aproximado de unos 4 mil habitantes.

En este momento la cuenta con 29 hospitales, 104 áreas de salud, 1041 Equipos Básicos de Atención Integral en Salud y 718 puestos de visita periódica, con el propósito de ofrecer a la población costarricense una oferta de servicio de gran amplitud con acciones de promoción de la salud, prevención de la enfermedad, atención a la enfermedad, rehabilitación y cuidados paliativos.

 De acuerdo con la doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS, hoy esta institución que es  referente a escala mundial, tiene una cobertura que sobrepasa el 94% de la población, despacha 79.6 millones de medicamentos; realiza 52.5 millones de exámenes de laboratorio,  ofrece aproximadamente  13.5 millones de consultas y brinda  5.4 millones de atenciones en sus servicios de urgencias, desplegados en todo el territorio nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *