viernes, abril 12
Shadow

El fútbol y el licor, ¡Salud!

La dirigencia del fútbol nacional se frota las manos ante la pandemia que ha golpeado fuertemente los ingresos para el mantenimiento financiero de cada institución, la proyección para inyectar de recursos económicos se hará realidad una vez aprobado el segundo debate en la Asamblea Legislativa el proyecto de Ley 21.663 para el patrocinio de bebidas alcohólicas en el deporte nacional, su propulsor el diputado Erwen Masís.

Muchas disciplinas deportivas a nivel mundial tienen el patrocinio de bebidas alcohólicas, empresas estadounidenses, mexicanas y en el continente europeo, también, en nuestro istmo es normal inclusive el consumo dentro de los estadios de fútbol como en Panamá.   Situación que no se verá en los escenarios donde se realice deporte, así lo contempla el proyecto de ley con razonabilidad, si toma en cuenta que el fútbol de Costa Rica el comportamiento de un grupo de fanáticos no es el más deseado con la ingesta del licor que podría provocar un desaire a todos aquellos que aman este deporte.

El espíritu de esta Ley es meramente publicitaria, la colocación de sus marcas en vallas publicitarias, uniformes, páginas digitales entre otros productos informativos, no va más allá con la ventas de las bebidas en los escenarios, con buenos ojos el proyecto no es descabellado y llevarán alivio financiero en momentos de crisis para algunos equipos del fútbol nacional, pero ¿Es la salvación financiera el patrocinio de bebidas alcohólicas para los equipos de fútbol costarricense?

Al igual que muchas empresas nacionales y transnacionales sufren la crisis económica a nivel mundial por motivo de la pandemia, aunque es claro que sus finanzas aún son seguras y sólidas, el dirigente nacional  no se puede imaginar que los estados de ingresos se llenarán con este tipo de patrocinio, claro está que el publicity que tienen algunos equipos por su organización y atención a medios de comunicación, sin duda acaparará los mayores porcentajes del presupuesto que asignarán estas empresas.

Es decir, la mayor cantidad de ingresos llegarán a los equipos como el Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense, un poco menos el apoyo al Club Sport Herediano y al Club Sport Cartaginés, lo demás repartido entre los otros equipos. 

La hipótesis, hace predecir que un estudio de mercado la mayor atención se concentrará con la percepción de los seguidores saprissistas y alajuelenses.  Por tanto, estos dirigentes se asegurarían una buena cantidad de dinero en sus arcas y un respiro al equilibrio financiero para la economía en cada club.

Así las cosas, este martes 24 de noviembre, los legisladores aprueban el proyecto de Ley No. 21.663.  Los dirigentes de mayor afición estarán más tranquilos que sus otros colegas que también hacen sus esfuerzos por tener una organización administrativa loable. 

1 Comment

  • Enrique Salas Quesada

    Es una vergüenza esta ley. Somos un país de doble moral. Por un lado, los diputados aprueban una ley de no violencia en los estadios y por otro, le dicen a la población que consuman bebidas alcohólicas porque van a ayudar al deporte. Y qué tiene que ver el INAMU con el deporte para que también tenga su porcentaje?
    Hay muchos intereses creados detrás de esta ley con el “so” pretexto de que es para ayudar al deporte. Aparte, de que se abre un portillo para que ingrese capital foráneo que no se sabe su procedencia y se puede abrir una puerta para legitimación de capitales con el consiguiente perjuicio para la sociedad.
    El hecho de que otros países, mucho más poblados que el nuestro, tengan este tipo de leyes, no significa que sea bueno para nuestra población sobre todo cuando se hacen campañas para erradicar el alcoholismo. Somos de doble moral, al menos, eso es lo que dejan entrever los diputados con su aprobación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *