martes, abril 23
Shadow

Banderazo de salida para el proyecto Marchamo Digital será una realidad

  • Proceso licitatorio iniciará en mayo.
  • Etiquetas se cambiarán cada 10 años.
  • Representarán una inversión aproximada de 2000 por vehículo.

SAN JOSÉ, Costa Rica. El Gobierno de la República dio el miércoles 26 de abril del 2023, el banderazo de salida para el proyecto Marchamo Digital, además se anunció que en los próximos días firmarán un decreto para declararlo como de interés público.

Se trata de una iniciativa país, interinstitucional, que modernizará el ecosistema digital de regulación vehicular y simplificará los servicios ciudadanos relacionados.

Por ejemplo, la etiqueta del derecho de circulación se cambiará cada 10 años, eliminando papeles y además unificando las etiquetas que se pegan en el parabrisas.

En una segunda etapa, el proyecto permitirá la habilitación de iniciativas hacia la construcción de ciudades inteligentes, hará que el chip en su carro agilice el tránsito durante las presas, dando prioridad a los vehículos de emergencia y hasta abriendo la aguja del peaje o permitiendo el ingreso a parqueos.

“Hoy tengo el enorme gusto de presentarles el proyecto Marchamo Digital, una iniciativa país, interinstitucional, que modernizará la regulación vehicular y simplificará los servicios para los ciudadanos. Con esto los vehículos estarán identificados de manera única por medio de un chip que enviará la información hacia un sistema informático y esta información la podrán leer los equipos de la Policía de Tránsito”, señaló el presidente Rodrigo Chaves Robles.

Este ajuste será posible gracias a la tecnología RFID, identificación por radio frecuencia que permite identificar objetos (en este caso automóviles) mediante ondas de radio de manera única y pudiendo captar cientos de objetos a la vez.

La tecnología RFID es similar al código de barras, en el sentido de que los datos son capturados por una etiqueta, en este caso inteligente, que almacena la información en un chip que interactúa con un sistema integrador para orquestar los sistemas de servicios ciudadanos.

Luis Amador Jiménez, ministro de Obras Públicas y de Transportes.

“Este proyecto será un habilitador de cambio para el país, va a mejorar los sistemas de tráfico, los controladores y los semáforos. Podremos darle paso rápido y expedito a las ambulancias, a los bomberos y a la policía. También, contaremos con los peajes sombra, lo cual significa que usted no tiene que detenerse en una caseta de peaje para pagar, sino que pasa a la velocidad legal que esté demarcada sin tener que detenerse y esto realmente va a facilitar que el país pueda modernizarse tal y como el gobierno de la República está comprometido”, indicó el ministro de Obras Públicas y de Transportes, Luis Amador Jiménez.

Eso significa que, a partir de la implementación del marchamo digital, los vehículos estarán identificados de manera única por medio de un chip que remitirá la información hacia un sistema informático centralizo, a su vez, esta información podrá ser leída a distancia por los equipos especiales de la Policía del Tránsito.

Para el Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), es fundamental la promoción del desarrollo tecnológico e innovador en el país. En este contexto, es esencial generar acciones para el fortalecimiento y la modernización de la recaudación del derecho de circulación, mediante la implementación de tecnologías de punta, como mecanismo idóneo para la satisfacción del interés general.

El proceso licitatorio iniciará en mayo, la etiquetas se cambiarán cada 10 años.
Representarán una inversión aproximada de ₡2000 por vehículo.

Por esto para la ministra Paula Bogantes, “el desarrollo del Proyecto “Derecho de Circulación Digital” favorece la prestación de servicios más modernos y novedosos para los ciudadanos, que permitan evolucionar hacia ciudades inteligentes en la Sociedad de la Información y el Conocimiento.  Además, generará mayor eficiencia en la recaudación, e incentivará la participación institucional para nuevos servicios, en coordinación y apoyo del INS y el MICITT”.

“En las próximas semanas el INS iniciará los procesos de contratación administrativa, a través del SICOP, los cuales nos permitirán dar vida a esta ambiciosa iniciativa. Además con la firma del decreto que declara el proyecto de interés público, estamos seguros que podremos seguir avanzado con el apoyo de muchas instituciones para quienes esta iniciativa será de gran ayuda”, aseguró Mónica Araya, presidente ejecutiva del INS.

Para hacer realidad el proyecto el Instituto Nacional de Seguros (INS), realizará dos licitaciones públicas que incluirán la compra de las etiquetas (adquisición de la tecnología de identificación por radio frecuencia) y el sistema integrador (adquisición de la plataforma tecnológica), una labor que comenzará este mes de mayo.

Las etiquetas representarán una inversión aproximada de ¢2.000 por vehículo, con la ventaja que tendrá que adquirirse una cada 10 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *