jueves, febrero 29
Shadow

Luis Alberto Monge queda en nuestro corazón

redaccion@periodicogente.co.cr

Ex presidente falleció a los 90 años

luis-alberto-monge

El pueblo costarricense le rinde tributo a uno de sus gobernantes más respetados y queridos, Luis Alberto Monge Álvarez a la edad de 90 años, la noche del martes 29 de noviembre, falleció el ex presidente de la República.

Don Luis Alberto Monge Álvarez nació el 29 de diciembre de 1925 en Palmares, Alajuela. Es hijo de Gerardo Monge Quesada y Elisa Álvarez Vargas

Luis Alberto Monge, llevó las riendas de este país desde 1982-1986 y luchó por sus ideales y fue un defensor de los principios socialdemócratas

Tuvo una carrera política ascendente a los 19 años fue electo presidente de la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum, donde desarrolló una labor de dirigencia sindical. Fue Diputado a los 23 años, siendo el más joven de los miembros de la Asamblea Legislativa y llegando a la presidencia.

Legado

Cuando inició su mandato, se encontró con una economía nacional en un estado deplorable y con una gran tasa de desempleo. Inició programas de austeridad en el gasto público. Eliminó subsidios del gobierno a varias actividades, impulsó las exportaciones y el turismo receptivo.

Reformó la ley de la Moneda, obligando a que todas las divisas que provenían del extranjero, entraran al sistema bancario nacional. Además, redujo la inflación y tomó medidas para aliviar la gran crisis económica que enfrentó el gobierno anterior.

Eliminó impuestos a la producción y a las exportaciones, para incrementar esas actividades. Proclamó la Neutralidad Activa perpetua de Costa Rica, reafirmando la adhesión a los principios de no intervencionismo, la libre autodeterminación de los pueblos y el pluralismo ideológico.

Impulsó la producción agrícola y el seguro médico creando los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS) en las comunidades.

Autor de la Ley del Décimo Tercer Mes o Aguinaldo para los trabajadores.

Paz a sus restos, don Luis Alberto Monge que el pueblo lo llevará siempre en su corazón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *