martes, febrero 27
Shadow

Colombia agoniza en sus aspiraciones para asistir al Mundial

• El equipo colombiano, sin alma, práctiamente selló su eliminatoria del Mundial de Catar, sigue sin gol y sin generar opciones: perdió contra Argentina 1-0, en Córdoba

Orlando Ascensio, EL Tiempo Colombia

En teoría, Colombia, a esta hora, aún tiene opciones matemáticas de llegar al Mundial de Catar 2022. En la práctica, el equipo que comenzó la eliminatoria con Carlos Queiroz, que tuvo un punto de quiebre con dos goleadas en contra y que remató con Reinaldo Rueda, se despidió de la Copa del Mundo este lunes, con una derrota contra Argentina por 1-0, en un partido en el que le faltó ambición y solamente tuvo una opción de gol. Más de lo mismo. 

Antes del partido, la Federación Colombiana de Fútbol armó una campaña de apoyo al equipo, inspirados en una publicación de Juan Fernando Quintero respaldando a sus compañeros, diciendo que él se montaba al bus para seguir con la ilusión. La etiqueta fue #YoMeMonto.

Pero los que parecieron no montarse fueron el técnico Reinaldo Rueda y los jugadores. Todo arrancó mal desde el planteamiento: en la imagen en la que la Federación mostró la formación titular, parecía jugar con dos volantes de marca, Cuadrado como extremo, James detrás de Borja y Luis Díaz por la otra banda.
Pero en la cancha, el dibujo fue otro y la actitud, aún peor. James fue extremo, Cuadrado partía al lado de los volantes de recuperación y el equipo, que necesitaba ganar para, al menos, pensar en el repechaje, terminó esperando a ver qué le proponía Argentina.

Y los campeones de América, a su ritmo, fueron acelerando hasta encontrar el gol, que anotó Lautaro Martínez en una jugada donde quedaron reflejados todos los problemas de planteamiento, con James haciendo sombra y no marcando.

Colombia, que llegó una sola vez en el primer tiempo, volvió a comerse un gol increíble, cerca del final, en un gran pase de Díaz a Borja. Con tiempo y espacio para definir, el delantero se la tiró al cuerpo al ‘Dibu’ Martínez.

Para el segundo tiempo, Rueda arregló el dibujo y armó algo parecido a lo que le entregó la FCF a la prensa. Y en esos diez minutos, algo de actitud diferente hubo. Pero el DT no quedó contento y terminó sacando a James para meter a otro delantero, Luis Suárez. Colombia volvió a quedar coja, desconectada y expuesta a que le marcaran otro gol. Lo evitó Vargas en dos ocasiones, en un tiro libre de Di María y en un remate del atacante del PSG desde afuera del área.

Argentina puso el ritmo y jugó como quiso. Colombia tuvo un poco más de actitud, pero no generó ningún peligro, fue plano, con los que comenzó y con los que terminó, con Cuadrado de lateral, con Diego Valoyes de extremo, con Víctor Cantillo en vez de Mateus Uribe, de terrible noche; con Falcao en vez de Borja, pero sin contacto con la pelota, y con Cuéllar en lugar de Barrios, en un cambio de volante de marca por volante de marca inexplicable.

El único susto en el arco argentino fue una acción en fuera de juego, que terminó en un casi autogol de Nicolás González, El portero Martínez se la encontró. Lo más peligroso de Colombia fue una jugada que no valía y por acción ajena…

Con 646 minutos sin anotar, su peor racha sin goles en la historia de la eliminatoria, sin generar opciones y sin alma, Colombia tiene un pie y cuatro dedos del otro por fuera del Mundial. Nada más que decir. 

El jugador argentino Lautaro, fue el anotador del único gol del partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *