jueves, febrero 22
Shadow

Fitch ratifica solidez del Banco Popular y de Desarrollo Comunal

SAN JOSÉ, Costa Rica. La solidez del Banco Popular y de Desarrollo Comuna ha sido ratificada por la más reciente calificación de riesgo otorgada por la prestigiosa calificadora internacional Fitch Ratings y permite a la Institución seguir respondiendo con responsabilidad, innovación, cercanía y calidad a la confianza de las personas trabajadoras del país.

Fitch Ratings afirmó las calificaciones internacionales en moneda local y extranjera del Banco Popular, con una perspectiva de largo plazo estable, pues coincide con la calificación que la misma agencia asigna a Costa Rica, destacando la recuperación económica tras la crisis global que desencadenó la pandemia, una mejora estructural de la posición fiscal y un desarrollo económico más alto.

Según la calificadora, el Banco Popular cuenta con una posición financiera adecuada para soportar precisamente los retos del entorno económico, recalcando también que el perfil de negocio de la Institución se caracteriza por su franquicia fuerte, lo que se refleja en una participación de mercado alta, tanto en préstamos como en depósitos.

“Lo anterior tiene un impacto importante en la familia costarricense, pues, por ejemplo, durante el 2022 el Banco otorgó soluciones de financiamiento a más de 48.443 personas mediante sus principales líneas de crédito de carácter social y personal. De hecho, el crecimiento de la cartera de crédito en el año 2022 fue un de 7.90%, porcentaje superior al promedio del Sistema Bancario Nacional, lo que significó una colocación de ¢938.861 millones”, destacó Gina Carvajal, Gerente General Corporativa del Banco Popular.

Otros aspectos claves destacados por Fitch en el caso del Banco son una calidad adecuada de los activos (a junio de 2023, el indicador de cartera vencida – mora mayor de 90 días – mejoró a 2,06% desde 2,62% en diciembre de 2021 debido a procesos de recuperación más rigurosos) y, de igual forma, una sólida capitalización por encima de pares locales e internacionales, lo cual le permite al Banco soportar crecimientos de cartera superiores al promedio de la industria, como sucedió en diciembre de 2022 (8,1% frente a 3,2%).

LOS CLIENTES COMO PRIORIDAD

Cabe recordar que, impulsado por su rol social orientado en promover el bienestar integral de las personas trabajadoras y sus familias, el Banco Popular confirmó su solidez financiera al lograr durante el 2022 un total de ¢44.625 millones en utilidades, la tercera más alta del Sistema Bancario Nacional, y de las cuales el 15% se dirige al Programa de Fondos Especiales que van en directo apoyo de las personas más necesitadas.

“Esta solidez no es casual – agregó Carvajal – pues responde al trabajo comprometido del Equipo de todo el Banco Popular que tiene a sus clientes y su tranquilidad como prioridad absoluta. De hecho, pensando en el presente y ante todo en el futuro de los clientes, es importante indicar que el Popular tiene el mayor patrimonio de todos los bancos públicos y privados del país – el cual alcanza a junio 2023 ¢909.955 millones – una fortaleza que permite visualizar grandes oportunidades de desarrollo y crecimiento”.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *