viernes, abril 19
Shadow

La bioquímica sevillana Elena Grao investiga las ventajas del consumo moderado de cerveza

• La joven investigadora gana una beca de 18.000 euros del Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida (FICYE) por el trabajo “Efectos del consumo moderado de la cerveza sobre la lipoproteoma y funcionalidad de las HDL en sujetos con síndrome metabólico”

La joven bioquímica de la Universidad de Sevilla Elena Grao Cruces, acaba de ganar una de los dos premios (18.000 euros) que concede la XXI edición de las Becas Manuel de Oya para estudiar los efectos del consumo moderado de cerveza en la salud metabólica y en la salud intestinal, lo cual viene a reiterar el compromiso del Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida (FICYE) -cuyo comité científico preside Lina Badimon, directora del Programa Cardiovascular del IR-Hospital de la Santa Cruz i Sant Pau de Barcelona y miembro del CSIC- por el trabajo y el desarrollo de jóvenes españoles en la investigación científica.

Grao Cruces, de 24 años, centrará su trabajo en analizar los cambios de las lipoproteínas, sustancias compuestas por proteínas y grasas que transportan el colesterol en la sangre, de sujetos como síndrome metabólico ante la ingesta moderada de cerveza con una comida rica en grasas. Ya ha avanzado bastante en el estudio “Efecto del consumo moderado de la cerveza sobre el lipoproteoma y funcionalidad de las HDL en sujetos con síndrome metabólico”, un trabajo que fue supervisado por Sergio Montserrat de la Paz, profesor del departamento de Bioquímica Médica y Biología Molecular e Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad Hispalense.

“La mayoría de los estudios”, ha explicado Helena Grao Cruces, que está haciendo el Doctorado en la US, “se han centrado en dilucidar los mecanismos por los cuales las grasas de la dieta afectan a las lipoproteínas de baja densidad y rica en triglicéridos, pero muy poco se conoce con respecto al efecto sobre la estructura y la funcionalidad de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, siglas en inglés)”, más conocidas como el “colesterol bueno” porque transporta el colesterol de otras partes del cuerpo de su cuerpo a su hígado y es el hígado quien elimina el colesterol de su cuerpo. “Es ahí donde queremos ahondar”, dice la investigadora. Según Helena, esas lipoproteínas no solo llevan colesterol, sino más sustancias, y sería interesante ver cómo ese proceso de transporte del colesterol cambia según la dieta (lo que comemos y también lo que bebemos) con la ingesta moderada de cerveza.

Voluntarios para beber cerveza por la mañana

En este sentido, durante el próximo año (el período de la beca) se estudiará en un número todavía indeterminado de hombres cómo la ingesta moderada de cerveza en el desayuno les influye en la funcionalidad de esas lipoproteínas. “La razón de que sea en el desayuno es que es más fácil estudiarlo con el sujeto en ayunas”, ha explicado la bioquímica. A continuación, a cada uno se le hará un análisis de sangre para estudiar cada caso.

Alcohol e inflamación intestinal

Por otro lado, “Estudio de la relación entre hábitos de consumo de bebidas alcohólicas y calidad de vida relacionada con la salud y marcadores de inflamación intestinal” es el título de la otra de las investigaciones ganadoras y que impulsará Iván Vicente Castro, biólogo sanitario de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) bajo la dirección de la doctora Esther Nova Rebato, científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN). “El objetivo de este estudio es avanzar en el conocimiento de las relaciones entre el patrón de consumo de bebidas alcohólicas (cantidad, tipo de bebida y ocasión (contexto) con la calidad de vida subjetiva y con la salud intestinal” afirma el ganador.

El Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida, a través de las Becas Manuel de Oya, promueve desde hace 20 años la investigación entre jóvenes científicos españoles con la concesión de 36.000 euros anuales. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de reconocidos profesionales en el campo de la investigación, la nutrición y la salud que forman parte del Comité Científico del FICYE, encargado de evaluar y seleccionar a los candidatos. El objetivo es fomentar la investigación por parte de jóvenes científicos españoles sobre el estudio en torno al consumo de cerveza y su relación con los diferentes aspectos de la salud humana, siempre y cuando no hayan sido realizados ni difundidos con anterioridad en España.

El Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida (FICYE) es una entidad que pretende ahondar en el conocimiento de la cerveza, impulsando y compartiendo la investigación científica sobre el producto, su consumo moderado y su relación con el estilo de vida; recordando siempre que el consumo abusivo de alcohol es perjudicial y, por lo tanto, no tiene cabida en un estilo de vida saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *