lunes, abril 22
Shadow

Paso por nuevo puente frente a la Pepsi, en Barreal de Heredia, quedó habilitado

Tránsito por ambos carriles se abrió el jueves, una vez removido el puente metálico.  Se seguirá trabajando un mes más en obras complementarias, en cuenta una bahía para autobuses. Demarcación se hará en unas 4 semanas, cuando el asfalto en la carretera cure adecuadamente. 

 Tras el retiro del puente metálico sobre la quebrada Guaria, en Barreal de Heredia, se habilitaron los dos carriles del nuevo puente en concreto que se comenzó a construir en el sitio en enero pasado. 

 La nueva estructura de 15.4 metros, ubicada sobre la ruta nacional 106, frente a la embotelladora Pepsi, viene a resolver de manera definitiva el paso a dos carriles en la zona, tras la afectación de la estructura original hace ya más de 10 años y que había sido solventado con puentes armables. 

El nuevo puente tiene 2 carriles, aceras y mide de longitud 15.4 metros. 

La estructura, con aceras peatonales a ambos lados, protegidas con barreras de concreto tipo New Jersey, normalizará el paso seguro por la zona, por la que transitan unos 16.000 vehículos al día y que sirve de traslado paralelo a la carretera General Cañas entre el sector del Real Cariari y el cruce de Barreal de Heredia. 

La ruta también permite la salida y entrada a todo el sector sur de Heredia, como Santa Cecilia, La Aurora, Barreal, Ulloa y San Francisco, zonas mayoritariamente residenciales y el tránsito pesado tomando en cuenta la existencia de zonas francas y el CENADA. 

El nuevo paso, con un valor de ¢446 millones, tendrá pendientes algunas obras complementarias, como la demarcación de los accesos al puente, pero se deberá esperar un mes para que el asfalto recién colocado cure adecuadamente y no “se trague” la pintura, detalló la Ing. Silvia Gómez, de la Gerencia de Construcción del Consejo Nacional de Vialidad. 

De igual manera, se trabajará desde hoy en la construcción de la bahía para autobuses, muros de protección y colocación de barandas para seguridad peatonal, entre otros detalles menores que no afectarán el tránsito por la estructura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *